Privacidad de datos (II)

image Hace un tiempo, en este blog hablamos de los principios de la encriptación de datos, del cifrado cesar, de la escítala y de la esteganografía.

Hoy en día todo esto está muy superado y son necesarias técnicas y herramientas más potentes que estas para poder mantener a salvo nuestros datos de miradas indiscretas.

Ahora la encriptación se basa en claves asimétricas, es decir, antes la “contraseña” para encriptar y desencriptar debía ser la misma, en los sistemas que se utilizan ahora, la clave no es la misma para encriptar que para desencriptar el mensaje, el mensaje se encripta con una clave pública que conoce todo el mundo y se desencripta con una clave que sólo conoce el destinatario, por lo que para enviar la clave pública no es necesario utilizar un canal seguro.

Estos algoritmos también son utilizados para la firma de documentos digitales, con este tipo de firma te puedes asegurar que el documento no ha sido manipulado posteriormente y que la persona que lo firma es realmente ella, por lo tanto nos proporciona integridad y seguridad.

Una de las herramientas más conocidas para la encriptación con este sistema, es PGP que son las iniciales de Pretty Good Privacity (privacidad bastante buena), sirve tanto para la transmisión de información encriptada como para la encriptación de información alojada en nuestros ordenadores.

Normalmente estos sistemas se utilizan para el envío de información a través de correo electrónico, y para ello existen plugins para utilizarlos a través de nuestro cliente de correo de escritorio e incluso para Gmail a través de nuestro navegador.

En la próxima entrada sobre privacidad de datos, veremos como utilizarlo junto Thunderbird para enviar y recibir nuestros correos cifrados.

2 comentarios de “Privacidad de datos (II)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.