Correos en cadena

Si hay una cosa que me molesta mucho, son los correos en cadena (antes cartas), esos que se reenvían mil veces y que la gente no se molesta ni en ver, antes de leerlo ya le han dado a reenviar a toda la libreta de direcciones, y cuando vas a leer el correo (porque te lo ha enviado una persona que conoces y no sabes de que va el correo) estas dos horas dándole a la ruedecita del ratón pasando por un montón de “TO: pepito@pepito.com; manolo@correo.com; direcciondecorreo@electronico.com, mariuetes@jotmail.com, etc@llajú.com, etc@etc.etc….”

Y al final encuentras que es una carta que si no la reenvías tendrás mil millones de años de mala suerte y te saldrá un padastro.

Continue Reading →